Viviana Sánchez

Mexicana_Grand_Rex283

Mexcat Barcelona, 11 de febrero de 2010

Hem volgut parlat amb Viviana Sánchez, una de les impulsores de la dansa mexicana a Catalunya. Arribà ara fa una dotzena d’anys a Catalunya, implicada en el gran projecte de Portaventura. Però la seva feina l’ha dut a establir-se al nostre país sent un referent de dona treballadora, empresaria, ballarina i amb il·lusions de futur sempre ambicioses. Amb 39 anys, fets avui mateix amb què aprofitem per felicitar-la, Viviana Sánchez encara l’esperit lluitador del mexicà que treballa i viu a Catalunya.

Ejecutante, coreógrafa, directora, creadora y empresaria. ¿Cómo se ha dado esta evolución en el mundo de la danza? Y de que forma ha influido Catalunya en todo ello?

Aunque empecé el aprendizaje de la danza desde los siete años, puede decirse que es algo que siempre he hecho, aunque de forma profesional lo hago desde los 14 años; anecdoticámente puedo decirte que mi primera coreografía me la encargó mi padre cuando yo tenía 10 años y la hice para el grupo de 5º de primaria del cual él era profesor…. la creación es algo que he desarrollado desde que empecé a bailar, siempre me ha gustado dibujar en el escenario. Catalunya ha sido por circunstancias varias mi punto de inicio de proyección de todo lo aprendido en México… Aquí me he sentido como en mi segunda “Tierra” y es desde aquí donde sigo desarrollándome y creando.

¿Qué opinión tiene respecto a la danza mexicana que se hace en la actualidad?

Pienso que se hacen cosas muy interesantes pero con poca proyección internacional, por muchas razones, no solo por que a nuestras instituciones les cuesta apoyar los proyectos relacionados con nuestra cultura si no también por que el mexicano con la propia gente de su país no es tan solidario como quizás deberíamos… eso es una de las cosas mas lindas que he aprendido de Catalunya, y tomo como ejemplo los Castells, pienso que la imagen de que muchos hagamos “piña” para que uno pueda tocar la cima es el camino para que todos nos desarrollemos y triunfemos. En México tenemos excelentes creadores pero no tienen toda la atención y apoyo que necesitan.

¿Que queda de sus orígenes como bailarina de folclor mexicanos en sus espectáculos mexicanos de evolución de hoy en día?

A primera vista, podría decirse que mucho han cambiado las cosas en mi trabajo artístico, pero me considero una persona de raíces, siempre y a pesar de las fusiones, con creación o recreación, aplico mis bases históricas y técnicas, he tenido la suerte de aprender de grandes como Miguel Velez Arceo, Amalia Hernández, Jesús Romero, José Zepeda, etc., que es difícil que en mis coreografías desaproveche ese legado.

Usted sabe perfectamente cómo sacar a flote las cualidades de los bailarines. ¿Cómo se da cuenta de ello, y de qué manera se ha de motivar a los bailarines para que den lo mejor de si?

Pienso que si alguien quiere bailar, ese es el primer paso para hacerlo, creo en las personas y en que cada uno tiene algo que decir dentro del arte, si se ponen en mis manos, actúo como “modeladora” de su energía y ellos hacen todo lo demás… lo importante no es medirles con los ojos para decidir si valen o no, si no conducirles hacia sus propias motivaciones para que la inspiración se produzca,…lo demás viene solo.

¿Qué le gustaría hacer en un futuro? Seguir vinculada a la danza? O hacer otras actividades?

La necesidad de bailar es algo con lo que he nacido, mi vinculación hacia ella de forma directa o indirecta no desaparecerá nunca … Actualmente además de desarrollar los nuevos proyectos con el espectáculo MEXICANA, gestiono mi propio Centro de danza y trabajo con la fusión de la Técnica Pilates y la técnica de la danza para su aplicación en bailarines profesionales y cualquier persona interesada en trabajar con este método de una forma más artística y armónica.

¿Es difícil ser mujer emprendedora, empresaria y tirar adelante fuera de México para una mujer mexicana?

Es difícil ser mujer en México y desarrollarte quitándote de encima etiquetas de idiosincrasias y tradiciones obsoletas, pero irónicamente fuera de tu país, te das cuenta de que en Europa, las mujeres emprendedoras tampoco lo tienen fácil, así que eso te anima a continuar y te convence de que aún hoy, debes y puedes hacer mucho si te lo propones.

Publicada originalmente en Mexcat 

0 39